Jabón de avena, miel y canela


Este jabón está hecho con una receta muy sencilla, y con descuento de agua como los hago ya siempre, me gusta mucho más como queda y a mi no me da problemas la traza.


Utilicé recortes de otros jabones para aprovecharlos.

No sabía que con la miel se me iba a poner tan oscuro, pero tampoco hubo un sobrecalentamiento. Es un jabón muy agradable de usar, mantiene un olor muy dulce a canela y me parece muy adecuando para el otoño.

Ingredientes:

Aceite de oliva 716 g
Aceite de coco 179 g
Sebo de vaca 477 g
Aceite de girasol 60 g
Manteca de Karité 24 g

ae de canela, naranja y clavo
1 cd de miel
1 cd de avena molida
Canela en polvo para adornar.

Sosa 190 g
Agua 350 g

Sobreengrasado: 9%
Concentración: 35%



13 comentarios:

monica dijo...

Precioso jabon de miel me encanta...
bsss

carmen dijo...

Es un jabon muy bonito, parecen casitas.
Besos.

Ruth dijo...

Un jabón muy original. Me gusta mucho.
Besos

texia dijo...

Te quedo muuuy lindo el jabon!
Besos

Selene M. dijo...

Muy lindo y natural........tengo pendiente de hacer uno para mi así pero se me derramó casi todo el esencial de naranja!!!!.....en fin que me pondré a ello en cuento tenga lo necesario ;)

ANA dijo...

Está precioso, a mí me recuerda un turrón!!
Besos

Richard dijo...

Hola, que ganas de hacer algún jabón de la página. Estoy informandome de todo para poder empezar a hacer jabón de manos y ducha con aroma.
La pregunta que tengo es donde se encuentra el sebo de vaca. ¿en carnicería? ¿y se pide tal cual, sebo de vaca?

Richard dijo...

gracias, que se me ha olvidado

Rosi dijo...

Más que jabón parece turrón. Me gusta. Saludos

Sombra dijo...

Gracias por vuestros comentarios, me alegro de que os guste, es muy agradable de usar este jabón.

Richard, el sebo de vaca en las carnicerías lo tiran, así que si se lo pides te lo guardan y solo tienes que limpiarlo en casa. Lo picas muy picadito y lo pones a cocer (huele mal durante el proceso) y luego lo cuelas y queda una grasa muy trasparente, que al enfriarse queda muy blanca y muy dura.

Marta dijo...

Seguro que es muy espumoso y cremoso, se ve fenomenal, ya me immagino como huele, mmmmm

esperteyu dijo...

A mí lo que no me termina de convencer es lo de la sosamas que nada porque vivo en un piso y cualquiera se atreve a ponerla en fuego en interiores pero me alegra haber encontrado esta página
http://eluniversoprovee.wordpress.com/

Sombra dijo...

Yo también vivo en un piso, y la sosa no la pongo al fuego para nada. De todas formas no es inflamable. Hay que guardar las medidas de seguridad lógicas porque si es corrosiva y nos podemos quemar.

Seguidores