Jabon de algas, anticelulítico


Con la receta base del jabón de coco-oliva he preparado unos jaboncitos más, ya están listos para usar, aunque quería hacerles las fotos cuando estuvieran terminados, cuando los pruebe edito el tema.

Hice unos en blanco, sin más, esos son para refundir, y aunque al hacerlos sin esencias el olor no es muy agradable en fresco, cuando se secan huelen a jabón, jabón. Al jabón de Castilla de toda la vida, pero con un 20% de coco para que sean más espumosos. Tienen un sobreengrasado de aceite de germen de trigo que los hace más hidratantes y se conservan mejor.


Los de en medio son los jabones base, los de la izquierda tienen semillas de amapola para que sean exfoliantes, con aroma de May Chang porque me gusta mucho el olor, pero huelen suavecitos.

Los de la derecha son de algas fucus, con efecto anticelulítico, con aroma de pachuli, este aroma me gusta menos, pero no por el pachuli, sino por las algas, La próxima vez pondré un aroma más fresco y a lo mejor menos algas.

Más cerca:

2 comentarios:

Tere dijo...

Hola,
Gracias por tu generosidad,necesitaba esta receta para refundido,pero tengo dudas, ¿tengo que dejar curar este jabón antes de ocuparlo?,y una vez hecho se puede guardaren bolsas hasta cuando quiera ocuparlo.
Soy novata y aprendo de tus recetas gracias
Un abrazo de Chile
Tere

Sombra dijo...

Hola Tere
Este jabón ya no necesita dejarse curar, pero como para refundirlo se le añade algo de agua puede que sea conveniente esperar a que endurezca, pero ya se puede usar.
Para guardarlo que no sea en bolsas plasticas, debe ser un material que permita que "repiren" los jabones para que no se enrancien.

Seguidores